IND-Nutrición-Consejos-Nutricionales-Nutricionista

Dieta personalizada por dentro y por fuera

Es un coñazo, pero la nutrición no funciona en genérico, en teórico ni a corto plazo. De hecho está llena de “dependes” demasiado largos para caber en titulares o en cajas de cereales. Así que si vas en busca de consejos del tipo “después de correr recupera con proteínas de huevo” este post te va a saber a una cucharada de jengibre caducado.

De lo poco cierto que hay en nutrición es que es una ciencia que actúa en el cuerpo humano (casi nada) y que, por lo tanto, es inexacta por la animalada de variables que entran en juego y el desconocimiento de muchas. La nutrición funciona bien cuando se aplica a las necesidades de cada persona en cada momento y adquiriendo buenos hábitos (no con dietas de un mes).

Créenos. Si pusiéramos aquí una dieta proteica, una dieta páleo, una dieta vegana para deportistas, una dieta para runners, una dieta para ganar masa muscular, una dieta para adelgazar o una lista de los 10 alimentos fundamentales para un Maratón, simplemente te estaríamos mintiendo.

Dieta-Personalizada-ADN

No te lo tomes a mal. No te conocemos por dentro.

No sabemos cómo está repartido tu peso en grasa, músculo, hueso y restos; no sabemos si suele faltarte hierro, si tienes problemas con la histamina, o con la insulina; si tu umbral anaeróbico está en 171 o en 190 pulsaciones, si hoy has entrenado 1 hora en zona 2 o 30 minutos en zona 5, si el interior de tus células está bien hidratado, si tu intestino está entrenado para comer o beber a altas pulsaciones, si tienes proteína en orina o la CK elevada y por qué.

Si no te conocemos un poco por dentro, es difícil qué podamos saber qué procesos va a provocar en tu cuerpo ese desayuno o esa cena. Si no te conocemos por dentro, no sabemos qué carencias o excesos nutricionales tienes. En otras palabras, no sabemos ni qué puede ayudarte a reponer lo que le has quitado al cuerpo en tu último entrenamiento, ni qué darte para que tu cuerpo tenga lo que necesita para afrontar el próximo. Sería un poco chuparse el dedo y soltar algo totalmente teórico. Podría funcionar o no, o funcionar un día bien y otro mal, o no tener apenas influencia un día pero sí al cabo de varias semanas. Sinceramente, no lo sabemos.

IND-servicio-tarifas-mediciones-test-cinta

Tampoco te conocemos por fuera.

No sabemos cuál es tu reto deportivo. No sabemos si sabes hacer un tartar de atún, si toleras bien el marisco, si te sienta mal desayunar antes de hacer pesas, si necesitas tomar café después de comer, si decir que no al chocolate te supone demasiado, si comes siempre fuera, si sueles dormir poco, si vives estresado, si cuando sales bebes una cerveza o 6 rones, si comes deprisa o despacio, si tienes alergia a la fruta tropical, si te gusta el hummus, si tienes pulsómetro y sabes utilizarlo para comer mejor, si el lunes tienes tiempo para hacerte una lubina al horno con yuca, si estás con problemas en casa, si sabes dónde comprar el queso fresco batido. No sabemos si eres vegetariano, vegano o si no quieres tomar lactosa o alimentos procesados por un documental que viste. No sabemos si te levantas a las 08:00 para sentarte en una oficina, para estar todo el día de pie en una tienda, para jugar con tus hijos o para salir a correr. ¿Y esto por qué es importante? Porque si no tienes una dieta personalizada y tus necesidades nutricionales no se adaptan a tu vida, no la cumplirás, simplemente no podrás adaptar tu vida a ese papel.

IND-Dieta-Personalizada-Configurar-Menu

Sabemos que hubieses preferido algunas recomendaciones concretas para aplicar ya, quizá algo como… quítale la yema al huevo y el aceite al atún, toma avena ecológica para desayunar, toma este pescado que tiene más proteína que este otro, no cenes hidratos, cambia el cheescake por fruta, los mejillones son buenos para el cerebro porque tienen fósforo, grasas del salmón, el aguacate y las nueces sí, pero grasa de cerdo y de queso no; no tomes lactosa, come arándanos que son buenos porque tienen antioxidantes, bebe más agua antes de la carrera, evita las frituras, la bollería y los refrescos azucarados…

Sí, ya nos vamos. Sólo una cosa. Es muy tentador y muy vendedor sacar titulares tipo “la remolacha, el secreto para los runners” pero la realidad es muchísimo más compleja y la respuesta más honesta casi siempre es “depende”. Así que, déjanos que seamos honestos contigo aunque quede raro. Permítenos que no te demos un consejo.

¡Compártelo!